Eventos

Yo fui voluntaria en Podcast Days

¿Qué es Podcast Days?

Me extraña que, a estas alturas, aún no hayas oído hablar de Podcast Days. Pero, por si acaso lees esto recién levantado o andas despistado, por lo que sea… voy a empezar desde el principio. Podcast Days, son unas jornadas dedicadas al podcasting, que tuvieron lugar en los Teatros Luchana de Madrid, los días 4 y 5 de octubre. Dos días intensos, llenos de conferencias, talleres y podcasts en directo. Un plan muy apetecible tanto si eres podcaster, oyente, periodista o persona curiosa con ganas de aprender.

Además, no es un evento que surja de la nada, sino que busca dar continuidad a las JPOD18 y establecerse como un referente en el calendario madrileño (y nacional), porque, amigo, el podcast ha llegado para quedarse.

Fotografía final de Podcast Days con todo el equipo y el público que asistió a la gala de premios

¿Y qué es un podcast? Hay mucho debate en torno a su definición. Yo intento explicarlo (y además te animo a crear uno) en este artículo.

  ¿Cómo conocí a la organización?

  Podría resumirlo diciendo que nos unió la red del pajarito, y no faltaría a la verdad. Pero me apetece contarlo bien. Cuando llegué a la Capital y empecé con miherramientaeslavoz.com, tenía en mente completar los contenidos del blog con un podcast. Entonces, empecé a buscar perfiles similares al mío, compañeros de los que aprender (no copiar, ¡eso nunca!) antes de poner en marcha el mecanismo podcastero.

Conocí a MADPOD mientras buscaba profesionales de mi sector en Twitter

El caso es que encontré un buen número de profesionales y un nuevo mundo tan interesante como desconocido. Conecté con MADPOD (Asociación Madrileña de Podcasting), que son los organizadores de Podcast Days, y reservé los días en el calendario en cuanto supe que las jornadas estaban en marcha. Me parecía un ambiente muy propicio para hacer networkingdesvirtualizar a los compis, y profundizar sobre el sector del podcasting.

La idea era comprar mi entrada y asistir, como oyente, a todas las charlas que pudiese. Pero la casualidad, o el destino, quisieron que no fuera así. En cuanto vi el tuit que ofrecía la posibilidad de formar parte del evento, no lo dudé ni un segundo y me puse en contacto. 

Gracias a este tuit, participé en Podcast Days

  Los días previos

Entré en un grupo de Telegram en el que, actualmente, somos 26 personas (sí, seguimos en contacto) y empezó la magia. Aunque no resultó fácil movilizar a tanta gente, finalmente conseguimos fijar una reunión para conocernos y ver la disponibilidad y los intereses de cada uno.

En aquella primera toma de contacto, ya empecé a darme cuenta de la calidad humana de los que me rodeaban. Algo que pude confirmar con el paso de los días. La verdad, tenía mis dudas (o miedos) sobre cómo resultaría, porque no conocía a nadie, pero tengo que reconocer que la acogida fue fantástica y me sentí en familia desde el minuto 1.

Reunión de voluntarios Podcast Days

  Admiro la capacidad de trabajo y coordinación de los miembros de MADPOD, porque como bien dice Iván Patxi en su artículo “Podcast Days, desde dentro”, organizar algo tan grande y significativo lleva mucho tiempo: un año; dos, si advertimos que el evento empezó a gestarse nada más terminar las JPOD18.

Cuando nos incorporamos los voluntarios, ya estaba todo bajo control. Solo quedaba ejecutar el plan: dos días antes, quedamos para preparar los welcome packs: unas bolsas de tela con el logotipo de PodcastDays, que llenamos con folletos, chapas, pegatinas, marcapáginas y un lanyard para que cada asistente pudiese llevar colgada, y bien visible, su acreditación.

Camiseta, lanyard y acreditación de voluntaria Podcast Days

   La víspera, acudimos a los teatros para montar y organizar todos los espacios: había que colocar mesas, sillas, roll-ups, carteles, el photocall… mientras los amigos de Yes We Cast, se encargaban del sonido. Solo quedaron un par de flecos para el viernes a primera hora.

Las jornadas

Y por fin llegó el día. Comenzó con una pequeña ración de nervios, pero también con toda la ilusión del mundo y muchísimas ganas. Y, como todo lo que se hace desde el corazón, salió bien. Y es que estábamos muy bien dirigidos. Rotamos, de manera que pasamos, prácticamente, por todos los puestos: check-in o registro de asistentes en la entrada, entrega de las recompensas del crowfunding, control de acceso a las salas, personal de sala para reponer agua y administrar el micro de mano en el turno de preguntas y  Community Management, sin olvidarnos del montaje y la recogida.

Mesa Redonda «Branded Podcast»

  También tuvimos momentos para descansar y reponer fuerzas, asistir a alguna de las charlas y comprobar, en primera persona, que el ambiente que rodea al podcasting es fascinante.

Quiero dar las gracias a todos mis compañeros, porque fue un honor, y un auténtico placer, trabajar codo con codo con todos ellos. He aprendido mucho y me llevo un gran recuerdo, una gran lista de podcasts para escuchar, y creo que unos futuros amigos. ¡El año que viene repito!

   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *